QUÉ ES EL ACOGIMIENTO FAMILIAR

 

El Acogimiento Familiar es una me­dida de protección por la que el menor en situación de riesgo o desamparo, que no puede o no debe vivir con su familia biológica, pasa a integrarse en una familia de acogida. Produce la plena participación del menor en la vida de la familia, y son obligaciones de quien lo recibe el velar por el menor, tenerlo en su compañía, alimentario, educarlo y procurarle una formación integral.

 

Es una medida preferente, pues estar con una familia proporciona un ámbito seguro, estable, afecti­vo, además de una atención indi­vidualizada y personalizada, que repercutirán positivamente en su desarrollo personal y social.

 

El Acogimiento Familiar puede es­tablecerse en una fami­lia ajena al ámbito del menor o bien en su fa­milia extensa, siempre preferible si es viable atendiendo al interés superior del niño.

 

En el acogimiento familiar la guarda del menor será ejercida por los acogedores, delegada desde la Administración, que es quien ostenta la tutela legal del niño o niña. No obstante, existe la posibilidad de que el acogimiento familiar se formalice por decisión judicial, sin que previamente la Administración haya asumido ni guarda ni tutela. Al igual que en determinados supuestos de acogimiento perma­nente, a los acogedores se les de­legará por el juez las facultades de la tutela.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Estreno del documental de Raúl Serrano "Así Crecen los Enanos" que da visibilidad a la infancia tutelada.

Vídeos del IV Congreso ISN

Incluir en los libros de texto el acogimiento familiar de menores como opción de familia.

Comparte esta petición


E-mail